Cinco beneficios que ofrece el pomelo para tu organismo

Uno de los beneficios más conocidos del pomelo es su propiedad para acelerar el metabolismo y posiblemente ayudarnos a quemar grasa. Gracias a su efecto antioxidante también combate el colesterol.

El pomelo es un fruto bastante popular en el mundo. Pertenece a la familia de los cítricos y su aspecto físico es similar al de la naranja, un poco más grande. Es un fruto bajo en calorías, lo cual lleva a posicionarlo en un mejor lugar frente a otros frutos.

Contiene vitaminas, minerales y otros nutrientes que lo convierten en un fruto equilibrado y beneficioso. Una de las grandes ventajas es su fácil digestión.

Por lo general, se puede consumir en jugos, o bien retirar la cáscara y consumir su pulpa. Además también suele incluirse como ingrediente en diversas recetas culinarias.

El pomelo es una fruta rica en nutrientes entre los que destacan:

Fibra.
Carbohidratos.
Sodio.
Vitaminas (B1, B2, B3, B5, B6, C y E)
Flavonoides: naringina.
Limonoides.
Pectina.
Ácido salicílico.
Licopeno.

La forma más sencilla de obtenerlos es a través de su jugo. De hecho, la comunidad médica lo recomienda en pro a la salud.

Con base en lo anterior expondremos una serie de beneficios que el pomelo le aporta al organismo.

1. El pomelo ayuda a fortalecer el corazón

Sin duda alguna, hablar sobre el corazón es hacer referencia a uno de los órganos más importantes del cuerpo. El pomelo contribuye a su funcionamiento, gracias sus componentes, en especial a los flavonoides. Estos tienen un efecto tónico sobre el corazón, potenciando el músculo cardíaco y mejorando la circulación. Gracias a su efecto antioxidante, también ayudan a regular los niveles de colesterol. Además, también reducen los triglicéridos. De tal manera nos ayudan a fortalecer todo el sistema circulatorio, en especial el corazón.

2. Evita el envejecimiento

Ya habíamos incluido al pomelo dentro de la familia de los cítricos y, como tal, uno de sus principales componentes es la vitamina C. Gracias a esta, la producción de colágeno en el organismo se ve estimulada. Este contribuye a que los tejidos conserven su elasticidad y sus propiedades por más tiempo.

3. Favorece el metabolismo

Dentro de las propiedades más importantes otorgadas por el pomelo, una de las más relevantes con respecto al organismo es la de acelerar el ritmo metabólico. Esto se produce porque contribuye al control de azúcar en la sangre, ya que algunos de sus componentes aumentan los niveles de insulina.
Por otra parte, ayuda a quemar grasa localizada en diferentes partes del cuerpo de manera más rápida.
No obstante, conviene dejar claro este aspecto: el pomelo por sí solo no se deshace del tejido adiposo, sino que ayuda a su eliminación siempre y cuando se lleve una vida sana.

4. Previene la artritis

Uno de los componentes más conocidos de este fruto es el ácido salicílico, el cual ofrece grandes beneficios al organismo. Destaca por su labor en la descomposición de calcio inorgánico que se acumula en los cartílagos, específicamente en las articulaciones. Dicho tipo de calcio favorece la aparición de una enfermedad conocida como artritis. Al consumir jugo de pomelo disminuyen las probabilidades de padecer esta dolencia. Los beneficios del ácido salicílico presentes en este fruto también pueden aprovecharse de manera tópica. Para eso se deben utilizar los extractos de la semilla.

5. Pomelo contra el cáncer

Pese a su similitud con la naranja, el pomelo, en el área de la pulpa, es de un color rojo, similar al del tomate. Esto se debe al licopeno, que le otorga la pigmentación a ambos alimentos. Este componentes también es encargado de brindarle ciertos beneficios al organismo, en especial cuando actúa junto a otros nutrientes como las vitamina A y C (presente en el pomelo). Gracias a sus propiedades antioxidantes puede ser beneficioso frente a las células cancerígenas. Cierta investigación preliminar muestra que una dieta alta en licopeno, parece disminuir el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas.